11 diciembre, 2012

Por un puñado de euros


   Llevamos 15 días de la huelga indefinida "sui generis" de médicos, a la que; con legitima autoridad moral, nos convocó AFEM (Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid).

  A esta convocatoria se han unido los diversos sindicatos en mayor o menor medida, y la apoya en la actualidad prácticamente todo el mundo excepto el Gobierno de la CAM (Comunidad Autónoma de Madrid), enemigo duro de roer donde los haya, ya no se sabe si por autentica autoconvicción de que están haciendo lo "único" que se puede hacer; su famosa "externalización" de la gestión de 6 hospitales y 27 centros de salud de la red pública sanitaria, dentro del Plan de Medidas de Garantia de la Sostenibilidad del Sistema Público de Salud, o por sospechoso nepotismo hacia las empresas candidatas a apoderarse de lo que empieza a parecerse, dada su perseverancia en el empeño, a un apetitoso botín.

   Aunque desde el principio el seguimiento ha sido desigual, el elemento sorpresa ha jugado a nuestro favor. Nosotros no estamos acostumbrados a una huelga indefinida, pero ellos tampoco se la esperaban. Y aunque no masiva si ha sido lo suficientemente intensa y contundente tanto desde hospitales como desde atención primaria para que, unido a las multitudinarias y multiples manifestaciones, hayamos conseguido ponerles nerviosos. Tan es así que ya han empezado a hacer alguna concesión, casi inevitable, al diálogo y parecen dispuestos a escuchar las propuestas alternativas a su "Plan" que en estos últimos días nuestros representantes están elaborando.

   No obstante, no podemos caer en la trampa que nos están tendiendo: Citan a los representantes de Atención Primaria por aquí y a los Jefes de Servicio de hospitales por allá, tratan de dividirnos y quieren ganar tiempo para que el día 20, dentro de 9 días, con la firma de los presupuestos de 2013, el Plan de Medidas mencionado; que va incluido en los mismos, se convierta en un hecho consumado que, unido al desgaste de casi un mes de huelga, dé al traste con nuestro objetivo. Y este no es otro que retirar del "Plan" esa "necesaria" externalización. Dejemonos de momento de protagonismos y de divisiones; todo a su debido tiempo.

   Paradójicamente ahora, despues de todo lo ganado, cuando deberíamos hacer explotación del éxito e intensificar nuestras acciones, las fuerzas han empezado a flaquear y aumentan a diario las deserciones.

   Yo, que no soy nadie, solo un médico de atención primaria más, desde mi pequeño y recóndito foro y con la sola autoridad que me conceden mis 34 años luchando por la profesión y mi firmeza en el mantenimiento de la huelga, me atrevo a pedir a todos; firmes, desfallecidos y aun no incorporados, que renoveis fuerzas y, haciendo nuevamente uso del elemento sorpresa, que participemos aun en un mayor numero en la huelga, cuando ellos esperan lo contrario, que intensifiquemos los encierros y las manifestaciones, e ideemos otras medidas cuanto más activas mejor.

   Por último, dirigido a los que consideran que no pueden permitirse ver como su salario queda reducido a la mínima expresión: ¡Por favor! Que esa no sea ni la única ni la principal causa de vuestro abandono. No tengais miedo a lo desconocido para la gente honrada; no tener para pagar ¡pues no se paga y basta! (nuestros contrincantes son expertos en eso). No es tan grave deber un poco o un mucho por un tiempo, si tras ello existe una causa justa. Perdemos sueldo pero no el trabajo, no vamos a la carcel, no nos juzgará la inquisición, no nos amputarán los miembros, no nos quitan la custodia de los hijos...

   El que no tenga algún ahorrito tendrá que pedir a la familia o a los amigos; que igual están peor que nosotros, nos cargarán intereses de demora en el banco, en algun momento nos sonrojaremos, nada de Reyes este año, adiós capricho, adiós viaje..., pero ese estado de morosidad pasajera habrá merecido la pena, porque TODOS JUNTOS vamos a ganar y podemos ganar muchísimo, porque en estos próximos nueve días podemos decidir nuestro futuro. Seguimos teniendo la fuerza porque SOMOS MUCHOS y NOS NECESITAN. Y todo eso a muy bajo coste: solo por un puñado de euros.

06 diciembre, 2012

Lasquetty quiere hablar con los sanitarios


   En esta guerra que el personal sanitario tenemos entablada con la CAM, como en otras guerras, hay que saber valorar los efectos que las distintas contiendas producen en el enemigo y, a la mínima señal de debilidad, explotarla en nuestro beneficio.

   El tal Lasquetty; que en mi modesta opinión parece más un "hombre de paja", que sigue las directrices que le marcan desde arriba o por detrás o, sin dejar de tener gracia, desde abajo, ha pasado de ese soberbio "ni hablar del asunto" al remilgado y condescendiente "bueeeeno, vamos a hablar".

   Es verdad que manifiesta seguir en sus trece de llevar el plan adelante, pero ya se va pareciendo más a una pose que a una autentica posición inamovible. Leyendo entre lineas se entiende mejor y para ello elijo el diario El Mundo.es de hoy.
   ...Por otra parte, el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha anunciado que iniciará contactos con los responsables de los hospitales públicos para que estos formulen propuestas de ahorro, pero ha señalado que piensa mantener la externalización de servicios, ya que es "necesaria".
   Por un lado anuncia que iniciará contactos; eso suena a llamar a los representantes del colectivo en conflicto a una mesa de negociación; comete el error de bulto de hablar de ahorro; que no, señor Lasquetty, nosotros si podemos llamar asi a lo que ustedes pretenden, usted debe decir uso racional de los recursos, por otro lado pide disculpas  "por tener que ser tan malo", y no es la primera vez en los últimos días, pero, claro, es que la externalización es necesaria.
   ...el consejero ha dicho que pretenden buscar "juntos la solución para el ahorro que necesitamos en el gasto sanitario".
   Ahora ya vamos juntos ellos y nosotros y otra vez la pifia del ahorro. Y continua...
...Lasquetty ha puntualizado que dialogarán sobre los aspectos donde creen que se puede mejorar la eficiencia del gasto, pero ha afirmado que esto no paralizará el plan para trasladar la gestión de ciertos servicios de los hospitales a empresas privadas.
   "Abiertos" al dialogo y ya no se gestiona integramente el hospital solo "ciertos servicios". Y continua...
"Es una medida necesaria, ya hemos demostrado en tres hospitales públicos madrileños que funcionan bien", ha argumentado el consejero, quien ha añadido que esta medida supone un ahorro para el año que viene y "los años futuros".
   De nuevo ese "medida necesaria" exculpatorio y a vueltas con el ahorro.
"Creemos que es hora ya ahora que concluye una huelga de ponernos todos a trabajar todos juntos para lograr esa sostenibilidad y mantener la sanidad pública con los niveles de sanidad que tenemos", ha comentado el responsable regional de Sanidad.
  Abundando en lo "bien" que vamos a trabajar juntos y un piropo al trabajo que venimos realizando.
No obstante, Lasquetty ha asegurado que la Comunidad de Madrid es consciente "de la preocupación de muchos profesionales de la sanidad madrileña", especialmente aquellos con contrato eventual que vence el 31 de diciembre, por las consecuencias que las medidas del Plan de Sostenibilidad de la sanidad, que entrará en vigor en 2013, tiene "en su forma de trabajar".
   Este parrafo es el más malintencionado de todos, ya que intenta desviar los autenticos motivos de la huelga y las movilizaciones a temas puramente laborales y ese último envenenado "su forma de trabajar" se presta a un buen puñado de interpretaciones. Se defienden como gato panza arriba.

   Resumiendo, en mi muy modesta opinión: creo que están "acongojados". Las numerosas y multitudinarias manifestaciones, la perseverancia de un importante contingente médico en la huelga indefinida, el apoyo explícito del colegio de médicos, sociedades científicas y de una buena parte de la ciudadanía..., les ha obligado a replegarse y a suavizar esa prepotencia que creían inmutable en olor de multitudes del resultado de las recientes elecciones.

   Convencido estoy de que la manifestación a la que asistí ayer frente a la Asamblea de Madrid es reflejo y causa de lo que aqui manifiesto. El despliegue policial fue desmesurado; solo faltaban tanquetas y coches manguera. Probáblemente conseguimos prolongar la jornada laboral de la Asamblea más allá de lo que están habituados. Si hubiéramos permanecido allí toda la noche, posiblemente no hubieran podido abandonar el edificio; a no ser que dispongan de un sistema de tuneles de fuga o similar. Además con la múltitud ya algo más enfervorizada, por primera vez se produjeron incidentes con las fuerzas de orden público.

   Nuestra estrategia es mantenernos firmes en nuestras reivindicaciones y en nuestra posición. Ambos contendientes esperan el desgaste del otro, reconozcamos que en nuestras filas empieza a haber algún desfallecimiento, pero si conseguimos mantenernos firmes solo un poco más, y aunque solo sea porque NOS NECESITAN MAS QUE NOSOTROS A ELLOS, tenemos la victoria asegurada, siempre que no olvidemos que nuestro objetivo principal e inmediato es FRENAR EL PLAN DE GARANTIA DE SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA PÜBLICO DE SALUD DE LA COMUNIDAD DE MADRID, y no otro.

02 diciembre, 2012

Ganado humano



   Para mi desgracia o mi suerte; vete a saber, además de mis estudios de medicina tengo casi dos años de veterinaria. En mi segundo año en esa facultad madrileña tuve conocimiento de asignaturas fráncamente interesantes. Mi preferida era la anatomía comparada, pero la que despertó especialmente mi interés fue la zootecnia.

 Se define ésta como: "ciencia que estudia diversos parámetros para el mejor aprovechamiento de los animales domésticos y silvestres, pero siempre teniendo en cuenta el bienestar animal ante todo y si estos seran útiles al hombre con la finalidad de obtener el máximo rendimiento, administrando los recursos adecuadamente bajo criterios de sostenibilidad".

   ¿No os suena esto de algo?

    ¿Y esto otro? "La ganadería es una actividad económica de origen muy antiguo que consiste en el manejo de animales domesticables con fines de producción para su aprovechamiento".

   A pesar de la curiosidad que pudiera despertar en mi esa actividad, hace muchos años sentí la llamada de la medicina, que decidí cambiar por la ganaderia o la zootecnia.

   Los cambios sociales de los últimos decenios, la socialización de la medicina, la medicalización de la sociedad, la intervención del estado en la prestación de servicios médicos, la universalización de la misma, han convertido al médico de profesional liberal a asalariado; han politizado la oferta de servicios médicos al ciudadano, convirtiendola en moneda de cambio electoral a base de promesas generalmente incumplidas o solo cumplidas parcialmente; y el paciente ha pasado de tener una consideración individual a la numeral como parte de un colectivo.

   A pesar de la resistencia de la mayor parte de los médicos clínicos que, bajo el lema "no hay enfermedades sino enfermos", seguimos practicando una medicina cercana al individuo, aun no del todo deshumanizada, esa intima relación médico-paciente se resiente a base de protocolos, guias clínicas, tablas de riesgo relativo, NNT...; convirtiendose en más técnica en detrimento del ars médica con un enfoque más humanista.

   El más reciente concepto de salud como el completo estado de bienestar físico, psiquico y social; choca con el abordaje de la enfermedad que El Estado propicia, masificando la atención médica y reduciendo progresivamente los presupuestos, con el consiguiente incremento de demora en las listas de espera y el retraso en el diagnóstico concluyente y/o la intervención curativa, incrementandose asi las practicas paliativas, a menudo peligrosamente prolongadas, y dando prioridad a la medicina efectista tecnológica, sobre la atención continuada y rehabilitadora. Se dan asi las condiciones para progresar en la continua sustitución de una medicina más humanista por otra más técnificada; aunque lo más conveniente sería observarlas como dos vertientes no mutuamente excluyentes. Sin embargo, macroeconomistas y estadistas tienen esa visión más agropecuaria de la humanidad y sus consignas van dirigidas a convertir al médico en zootecnista

   Las ideas que en Sanidad quiere aplicar El Gobierno de La Comunidad de Madrid están guiadas bajo esa concepción. A ello se une la prepotencia con que pretenden ponerlas en practica, sin contar para nada con quienes más podemos hacer en pro de mejorar la deteriorada situación actual. Por eso nos encontramos en HUELGA INDEFINIDA. Porque inevitablemente muchos logros de los colectivos se consiguen mediante la revolución de la masa; sobre todo cuando hay una sola idea unificadora, me uno a ella abandonando momentaneamente mi individualidad bajo el lema FRENAR EL PLAN DE MEDIDAS DE GARANTÍA DE LA SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA SANITARIO PÚBLICO DE LA COMUNIDAD DE MADRID.

   No obstante, no puedo entender en esta, como en otras huelgas médicas anteriores, esa reticencia a llevar adelante reivindicaciones profesionales y laborales. Tenemos tendencia a disfrazarlas de exclusivas reivindicaciones sociales, para que quede bien claro que todo lo hacemos por el bien del paciente, como si tuvieramos que revalidar permanentemente lo que debería ser un hecho indiscutible.

   Por mucho que hayan cambiado las cosas en los últimos tiempos, el ejercicio de nuestra profesión; al menos en lo que respecta al médico clínico, sigue sustentandose en la relación médico-paciente. Del mismo modo, aunque desde hace mucho no se lleva a cabo el rito del juramento hipocrático; cuyos preceptos por otro lado están hartamente obsoletos, no quiere decir que nuestro ejercicio no conlleve implícita la presunción de realizarse bajo el más estricto código deontológico; y sobre esto no debe caber ninguna duda, como no dudamos de la honorabilidad del notario o de la imparcialidad del juez. Estamos hablando del equivalente en la milicia de ese "valor, se le supone".

   Soy un profesional y soy un asalariado. Con relación a lo primero, he visto como el ejercicio de mi profesión y, por tanto, mi figura como médico de atención primaria, se ha ido desdignificando; en este caso, dentro del marco de la sanidad pública. Respecto a mi condición de asalariado, la perdida de poder adquisitivo de los últimos veinte años ha sido comparativamente muy superior a la de otros profesionales cualificados. No tengo ningún motivo para pensar que nada de esto vaya a mejorar si la gestión del sistema sanitario pasa a manos privadas, aunque reconozco que no puedo evitar la tentación de pensar: y si...

   Con toda honestidad debo insistir en mis legitimas reivindicaciones: MEDICO DIGNO, MEDICINA DIGNA, PACIENTE BIEN ATENDIDO Y DIGNIFICADO EN LA FRAGIL TESITURA DE LA ENFERMEDAD.

   Todas las demas reivindicaciones creo que competen más a los propios usuarios, los agentes sociales, ONGs, etc. para las cuales cuentan, por supuesto, con todo mi apoyo.

   Por último dos sentencias históricas por si hay quien sienta que pueda ser de su incumbencia:

"El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad posible y mayor suma de estabilidad política.” Simón Bolivar, Angostura, 1819
Por caro que parezca el Seguro Social es menos gravoso que los costos de una revolución” Otto von Bismarck, 1883