08 julio, 2012

Receta azul

   ¡Por fin! Ha hecho falta una crisis económica mundial para que, tras veinte años de juegos malabares con la impresora para hacer la prescripción correctamente en el impreso de color correspondiente, y el reciclaje innecesario de varias hectareas de bosques de eucalipto, pero al final La Comunidad de Madrid a parido la receta única. ¡Ha nacido la receta azul!

   Si, ya lo sé, el color seguro que a muchos no les va a gustar. No me extrañaría que alguien se plantee que por qué azul. Grupos feministas dirán que debía haberse escogido un color más neutro; marrón o gris o blanco. Grupos gays que un ribete arco iris. Algún republicano viejo o de nueva hornada le encontrará connotaciones con la División fascista y con la Falange. El color de la policia, el de la aristocracia, Blue Velvet..., en fin, dirán otros. Lo que importa es que es única.


   ¿Podía haberse hecho antes? Por supuesto que sí; desde el principio uno de los datos del paciente, que aparecía impreso al realizar la prescripción, era su código de usuario, con lo que el farmacéutico podía distinguir perfectamente a que tipo de aportación estaba sujeto el individuo. El código era muy similar al que se ha comenzado a utilizar; unicamente el actual es más extenso porque tambien se han diversificado los niveles de aportación.

   ¿Tan necesario era el cambio? Si. Lo era antes; con todas esas recetas a la papelera, tantos paseos inutiles del paciente y tantas innecesarias consultas al médico, tantos errores de registro en la historía clínica y, en fin, tanta perdida de tiempo por un error tan usual como equivocar el color de la receta. Pero ahora es imprescindible. ¿Puede uno imaginarse recetas de no menos de seis colores diferentes?

   Mi pregunta es, dado que lo de la receta electrónica parece que va para largo, ¿tardará La Comunidad otros veinte años en darse cuenta de que con un modelo único de impreso, sin necesidad de ningún color en especial; tal vez una sutil "marca al agua" o un discreto logotipo, podriamos realizar las cada vez más absorbentes labores burocráticas? Lo digo porque el problema del despilfarro de celulosa (no seais mal pensados) y tiempo, a partes iguales, no está resuelto del todo. Aun tenemos al menos tres modelos de papel diferente: el simple folio en blanco, el de IT (incapacidad temporal) y la receta. Y, las nuevas impresoras que, como un moderno lavavajillas, tienen bandeja superior y de carga inferior, nos chulean succionando el papel de una u otra, e imprimiendo de una forma casi aleatoria; a poco que tengamos un pequeño despiste y estemos bajos de reflejos. Los ITs en las recetas y viceversa y así hasta seis combinaciones diferentes; una de ellas la correcta. Esto, llevado al terreno matemático, viene a decir que tenemos aproximadamente 1/6 de probabilidades de hacer la impresión adecuada. Asi que, parangonando a Einstein, no diré que Dios juega con nosotros a los dados pero si que nosotros imprimimos como si jugaramos con uno.

   Por supuesto que, en cuanto al tema de la nueva receta, lo más importante es la implicacion en cuanto a los cambios en la aportación de cada usuario, y he de decir que la impresión que me han transmitido en general los mismos es de conformidad. 

   La opinión generalizada es que el nuevo sistema de aportación es más justo. Claro que habrá que contemplar individualmente algunos casos puntuales y enmendar los muchos errores conceptuales y de calculo cometidos; y se cometerán inevitablemente, que habrá que ir solucionando. Pero básicamente comparto esa opinión general.

   De momento, como no puedo evitar ser un poco gamberro, me lo estoy pasando pipa con lo de agotar las existencias: incluso he barajado las recetas para que la mayor parte de los pacientes se lleven de los dos colores. Es de tontos, pero disfruto imprimiendo las de los antiguos pensionistas en verdes y las de los trabajadores en rojas y me complace amoscar a la ancianita que, cuando le voy a imprimir a proposito en verde, me dice "oiga, que esas no son las mías", y luego su mirada recelosa cuando le explico el TSI 001: "usted no tiene que pagar".


P. D.: Ya que estamos, que no se olviden de que aun está por resolver lo de las recetas de ISFAS, MUFACE, ASISA y los partes de IT de los MUGEJU, etc. ¿Se les habra ocurrido, o lo harán en un futuro proximo, unificarlos en recetas y partes de IT?

2 comentarios:

Javi El Rojo dijo...

No tiene nada que ver con las recetas pero hoy me siento indignado por la nueva agresión que se ha cometido contra los empleados publicos, hasta cuando tenemos que aguanta? Creo que ya es hora de decir basta a todo esto y dar un puñetazo encima de la mesa a lo mejor necesitamos "un otoño arabe" para parar todo esto. Bueno paro ya un medioo de Toledo nacido en Madrid y muy cabreado

afalco dijo...

Coincido plenamente contigo salvo en lo el puñetazo en la mesa; yo más bien lo estamparía en alguna cara; en más de una por supuesto.